Infórmate > Noticias 

Noticias 

Jill Tarter, una astrónoma en busca de vida más allá de nuestras fronteras
Compartir en Facebook Compartir en Twitter

16/01/2019

Hablar de Jill Tarter es hablar de toda una leyenda en la búsqueda de vida extraterrestre. Esta astrónoma estadounidense fue fundadora y directora del principal insistuto dedicado a buscar señales de su existencia.

1 de 1

Hablar de Jill Tarter es hablar de toda una leyenda en la búsqueda de vida extraterrestre. Esta astrónoma estadounidense fue fundadora y directora del principal insistuto dedicado a buscar señales de su existencia.


Hoy, 16 de enero, Jill Tarter cumple 75 años como toda una referente de la materia. En 1944 nacía en Nueva York y, desde muy pequeña destacó por su carácter rebelde y curioso, características que en aquella época se asociaban con comportamientos típicamente masculinos; según expresaba su entorno.


Con la tierna edad de 8 años ya sabía lo que quería ser de mayor: ingeniera. Adoraba la física y las matemáticas y se sentía atraída por otras actividades, como la carpintería, que le fueron negadas por ser mujer.


Sin embargo, esto no hizo que dejara de luchar por sus sueños y de abrir puertas a otras mujeres. En 1965 se licenció en Ingeniería física en la universidad de Cornell como la única mujer de 300 estudiantes.


Prosiguió sus estudios en un ámbito que la apasionaba, consiguiendo en 1971 el Máster en Astronomía y, cuatro años después, el Doctorado en la universidad de California. Su tesis trató sobre las enanas marrones, los cuerpos celestes que no son ni estrellas ni planetas y cuyo nombre ella misma acuñó.


Durante estos años de formación tuvo sus primeros contactos con el ámbito de la Búsqueda de Vida Extraterrestre (SETI por sus siglas en inglés) y conoció al Dr. Boyer, un astrónomo que quería utilizar radiotelescopios en esta búsqueda y que sería el que la convencería de dedicarse a esta especialidad. Fue al hablarle de un proyecto de la NASA para buscar señales de radio emitidas por vida extraterrestre. Tarter encontró su pasión: quería responder a la antigua pregunta de si estamos solos en el universo.

 

Creación del SETI Institute
A partir de ese momento, la astrónoma neoyorkina se convirtió en una figura clave de la ciencia SETI, y como tal se tuvo que enfrentar a prejuicios y discriminación. Pero esto sólo hizo que trabajara más duro. En 1984 fundó el SETI Institute y de 1999 a 2012 fue su directora. En esos años lideró numerosos proyectos para buscar señales de vida extraterrestre en otros sistemas estelares y ayudó a diseñar novedosas tecnologías.


Además, durante los 80 (y sobre todo los 90) su nombre saltó a la fama gracias a la novela Contact. En ella el astrónomo y divulgador Carl Sagan, al que había conocido años antes, se basó en Jill Tarter para el personaje principal del libro. A finales de los 90 la obra fue llevada al cine, haciéndola conocida e inspirando a miles de mujeres en todo el mundo a desarrollar carreras tradicionalmente asociadas más a los hombres.

 

En 2012 se jubiló tras una emocionante y completísima carrera que le reportó numerosos premios y reconocimientos como el TED (Technology, Education, Design) o el ser elegida como una de las cien personas más influyentes del mundo en 2004 por la revista Time.

 

Ya retirada sigue siendo un referente en la materia y hablando del tema. En revistas recientes aseguró que este será el siglo en que se descubra vida fuera de la tierra. Lo que es seguro es que, gracias a su trabajo, muchas mujeres después de ella intentarán hacer realidad su sueño de hacer carrera en el mundo científico.
 

Archivada en:

Infórmate > Noticias
Qué hacemos > Programas | Proyectos | Servicios Actuales > IGUALDAD > Mujeres con historia

MATERIALES RELACIONADOS
Noticias
Boletín

Mantente informado/a

Recibe nuestro boletín

Más info  

  • SEDE PRINCIPALVIGO

    Avda. Martinez Garrido 21, interior
    36205 Vigo (Pontevedra)
     

    986 253 176

  • CALOR-CAFÉ A CORUÑA

    Barrio de las Flores
    C/ Azahar bloque 48, portal 10-bajo
    15008 A Coruña

    881 896 801

  • El desarrollo de esta WEB ha sido posible gracias al mecenazgo de la Fundación Barrié y la RSC de Edisa Logo FBarrie Logo EDISA